domingo, 16 de octubre de 2011

Mojados



Ayer asistí a una boda. En pleno mediodía, se casaba un amigo que con su novia merodean los cincuenta.
Estuvo bárbara, pero, mucho champagne a esa hora y a eso de las tres no sabías ni donde estabas parado.
Volviendo me acordé de esta canción que me gusta mucho


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada