miércoles, 23 de mayo de 2018

Los sucesores de Los Beatles

 

Cuando grabaron su segundo album "No dice", en Apple Records, parecían encaminarse a serlo.
Paul McCartney se había entusiasmado particularmente con la banda y hasta les había escrito una canción; "Come and get it", que tuvo bastante éxito.
Pero de aquel álbum, dos canciones tuvieron particular repercusión:
Esta, que llegaría a ser top ten


y ésta otra, que luego recrearon tantos intérpretes en el mundo, tal como Harry Nilsson -quien pensó luego de escucharla, que se trataba de un nuevo tema de los Beatles- y que llegaría a número uno, calificándola Paul como "The killer song of all time"



George, gran admirador de Pete Ham (ambos en la foto), uno de los líderes de la banda, produjo su siguiente trabajo: "Straight up" y pidió tocar en "Name of the game".

Pero la tragedia se las vio fatalmente con la banda.


En 1975, Pete se suicida y ocho años después lo haría Tom Evans, su otro líder.


Cuando a Paul le preguntaron entonces por aquellos sucesos, respondió mudando su gesto a la tristeza:

-"Oh! Badfinger, su historia es una tragedia de Shakespeare"

- Jamás una banda de rock tan buena tuvo tanta mala suerte: https://www.youtube.com/watch?v=_Xg4SR_teHQ